Todo lo que debes saber sobre una cureta dental - Instituto Integral Odondológico

¿Tienes curiosidad por las herramientas que usa tu dentista cuando te hace un tratamiento? Si es así, seguro que te interesa conocer la cureta dental, un aliado indispensable de tu odontólogo e higienista dental a la hora de eliminar la placa bacteriana y hacerte un tratamiento de periodoncia. ¿Quieres saber en qué consiste?

Qué son las curetas dentales

Se trata de un instrumento hecho de acero inoxidable, y que tiene dos hojas en forma de gancho. Su diseño permite que el dentista pueda llegar a los rincones más escondidos de la cavidad bucal. De esta manera, puede eliminar sin problemas la placa acumulada en la zona de las encías y por debajo.

Asimismo, también se usa para alisar la raíz del diente y eliminar el cemento necrótico. De esta manera, podemos conseguir piezas con superficies pulidas.

Las partes de una cureta

Las curetas están formadas por un mango, un tallo y la hoja. El ángulo que forma esta es lo que permite que se inserte en la encía de manera correcta para hacer la limpieza, el alisado o el curetaje sin agredir los tejidos.

Ten en cuenta que existen curetas específicas para cada zona de la boca, que varían en longitud y ángulo de la hoja para facilitar el trabajo del odontólogo o higienista. Algunas incluso poseen doble hoja para poder trabajar con más precisión. Hay que tener en cuenta que no es lo mismo llegar a los incisivos que a los molares, por poner un ejemplo.

¿Para qué se usan las curetas?

Seguro que al escuchar la palabra cureta, te viene a la mente el curetaje dental, un tratamiento básico para las enfermedades periodontales.

El curetaje es indispensable para el raspado de la raíz, que consigue controlar incluso la piorrea y sus efectos en la cavidad oral. De todos modos, la cureta no se usa solamente para este proceso de limpieza de los restos de placa bacteriana presentes en la línea de la encía y por debajo de esta.

Este instrumento también se usa para la realización de revisiones dentales rutinarias, sobre todo para comprobar si el paciente tiene una caries dental en alguna zona poco visible. Pasar la hoja de la cureta por la superficie de la pieza dental es suficiente para detectar este problema.

Finalmente, te interesará saber que las curetas se usan también para comprobar si algunos elementos están colocados de manera correcta, como los retenedores que se aplican en tratamientos de ortodoncia.

A la vista de todos estos usos, podemos decir que una cureta es un instrumento indispensable para un alto porcentaje de las acciones que hace un dentista en sus tratamientos más habituales.

Conocer qué es una cureta dental y los otros instrumentos que puede usar un dentista cuando vas a la consulta te puede ayudar a entender mejor el trabajo de este especialista, clave para tu salud dental. De esta manera, también se puede ayudar a que ciertas personas que tienen miedo a ir al dentista puedan vencer su angustia y sentirse más cómodos durante los tratamientos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies