Hilo dental: guía para su correcto uso - Instituto Integral Odondológico

El uso de hilo dental en una práctica muy importante para nuestra higiene bucal. Es recomendable usarlo una vez al día para prevenir caries y enfermedades de las encías que suelen ser provocadas por la placa.

Los restos de comida o el azúcar que se quedan en los huecos de más difícil acceso por el cepillo de dientes, alimentan a las bacterias de la placa. Debido a este proceso se libera un ácido que perfora las piezas dentales.

Además, esta placa acumulada en los dientes, puede acabar endureciendose y generando cálculos sobre las encías. Esto podría llevarnos a tener la enfermedad periodontal.  

El hilo dental, usado de manera correcta, nos ayuda a eliminar de manera eficaz todos los restos de comida  en nuestra boca.

Tipos de hilo dental

Hay dos tipos de hilo dental:

  • Hilo dental PTFE o monofilamento: El hilo dental PTFE solo posee un filamento, por lo que se desliza muy fácilmente entre cualquier espacio interdental. Además, por lo general, no suele deshilacharse.
  • Hilo dental de nylon o multifilamento: Este modelo es más económico, pero tiene mayor riesgo de deshilacharse, ya que está compuesto por varias hebras de nylon. Puede estar o no encerado, y además los hay en una gran variedad de sabores.

De todas maneras, cualquiera de los dos tipos de hilo dental son apropiados para cumplir su objetivo, siempre y cuando se utilice de una manera adecuada.

Cómo usar el hilo dental correctamente

  1. Se sacan entre 45 y 60 centímetros de hilo dental. Se enrolla la mayor parte de éste alrededor de los dedos anular de cada mano, dejando entre unos 3 y 5 centímetros de hilo sin enrollar entre dedo y dedo.
  2. A continuación, se debe sujetar el hilo con los dedos índice y pulgar de cada mano.
  3. Sostenga el hilo dental de forma tirante e introdúzcalo entre diente y diente.
  4. Deslice varias veces, suavemente, el hilo hacia arriba y hacia abajo en los espacios interdentales de todas las piezas.
  5. También, deberá curvar el hilo dental alrededor de la base de cada pieza dental, para asegurarse de que el hilo pasa por debajo de la encía. Se debe tener mucho cuidado con no dañar el tejido gingival, ya que es bastante delicado.
  6. Vaya cambiando la sección que usa en cada diente, para que se use hilo limpio en cada pieza, desenrollándolo de un lado a otro.

No se debe olvidar pasar el hilo dental por los molares de la parte posterior de la boca. Esta zona quizás resulte algo más complicada de aplicar y a veces tiende a ser olvidada, pero es precisamente en estas piezas en las que hay que incidir el uso del hilo dental, ya que es donde aparecen la mayoría de las caries y enfermedades de las encías.

Si por alguna razón no pudiera usar hilo dental, se deberían considerar otras opciones alternativas, como el porta hilo dental, los enhebradores dentales o los superfloss.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies