El enjuague bucal más adecuado para mí - Instituto Integral Odondológico

El uso del enjuague bucal es uno de los elementos que, junto a la seda dental, el dentífrico y los cepillos interproximales, completan la higiene de la boca. Su correcta utilización diaria previene la aparición de algunos problemas relacionados con la salud de la cavidad oral.

El uso del enjuague bucal

Para lograr el mejor efecto con los colutorios, es necesario seguir ciertas indicaciones. Estos productos están compuestos de un porcentaje de agua y alcohol en proporciones variables o agua sola, además de sustancias antisépticas y antibacterianas. Adicionalmente, pueden contener otros ingredientes que complementan sus efectos.

Están indicados para prevenir la formación de placa dental, sarro, eliminar el mal aliento, controlar la proliferación bacteriana en las gingivitis y cuando existen aftas en las mucosas. Para utilizarlos correctamente debe evitarse diluirlos y hay que enjuagar toda la boca llegando hasta los rincones. Esto debe hacerse después de transcurridos unos minutos desde el cepillado, ya que los componentes de los dentífricos pueden obstaculizar sus efectos.

Tipos de enjuagues para la mejor higiene bucal

Además de lo expuesto, los enjuagues pueden contener sustancias destinadas a resolver o prevenir problemas específicos relacionados con la salud bucal. Entre ellos están los siguientes.

Efecto anticaries y remineralizador

Estos colutorios tienen el efecto de mantener los dientes mineralizados y mejorar la densidad de la hidroxiapatita de calcio del esmalte y cuya degradación es el inicio de las caries. Contienen fluoruro de amina, fluoruro sódico, fluoruro de estaño o o fluorurofosfato de sodio.

Acción antiplaca

Estos enjuagues tienen un triple efecto: eliminan los midroorganismos y la matriz física de la placa ya formada e impiden su formación. Contienen clorhexidina, triclosán o hexetidina.

Control de la enfermedad periodontal

Evitar la proliferación bacteriana es uno de los pilares del tratamiento en la higiene bucal de la gingivitis y la periodontitis. Estos enjuagues contienen triclosán, ciclohexidina, derivados del amonio cuaternario o hexetidina.

Hiperestesia dentinal

Existen colutorios formulados para los casos en que exista hipersensibilidad dental ante los cambios de temperatura, los alimentos dulces o el contacto. Los componentes utilizados son el lactato de aluminio, el cloruro de estroncio y el nitrato potásico. Sirven para bloquear los túbulos dentinales, estructuras en las que los cambios hidrodinámicos generan dolor.

Halitosis

Este molesto problema es causado por la producción de compuestos sulfurosos volátiles. Son generados por el metabolismo de las bacterias que se encuentran en la parte posterior de la lengua. Los componentes utilizados en estos enjuagues son dióxido de cloro, clorofila, bicarbonato sódico, triclosán y clorhexidina.

Salud bucal en los niños

En las edades tempranas el esmalte dental es más delgado y, por ello, los niños son más proclives a tener caries. Por otra parte, las ortodoncias obligan a extremar los cuidados de higiene. Los enjuagues diseñados para esta edad suelen contener compuestos fluorados en proporción de 990 partes por millón para ser utilizados una vez a la semana.

El enjuague bucal es un eficaz recurso para mantener la salud de la cavidad oral y para prevenir y controlar las enfermedades. Contactar a la clínica para ponerse en manos de expertos es la mejor manera de cuidar la dentadura.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies