Dientes torcidos o apiñados y soluciones - Instituto Integral Odondológico

Un problema odontológico muy habitual pero que tiene solución con los tratamientos adecuados es el de los dientes torcidos. Cuando eres un niño, comienzan a aparecer tus dientes de leche y luego esos definitivos para toda la vida, pero pueden nacer de forma desordenada. Ya sean apiñados o movidos, su posición incorrecta genera consecuencias tanto a nivel estético como a nivel de salud bucal. 

Por eso es importante que acudas cuanto antes a un dentista para tratar esas incorrecciones. Solo con la actuación adecuada y a tiempo lograrás evitar futuros problemas odontológicos serios. Entre ellos puede estar el afilamiento en la parte inferior de tus dientes, la fractura de algunas piezas, un mayor desgaste o incluso una inflamación de tus encías. Dolores de cabeza y musculares también pueden acompañarte.

Factores que causan los dientes torcidos: un problema de salud bucal

¿Tienes los dientes apiñados o están movidos? Entonces, probablemente te preocupe mucho cómo se ve tu sonrisa cada vez que te cruzas con alguien. Este es un complejo que puede afectar a tu estado de ánimo, siempre de cara a los demás.

Pero ¿cuáles son los factores que determinan que tengas los dientes así? Pues las principales causas son factores genéticos, malos hábitos en la infancia o esas complicaciones en la boca cuando eres pequeño que no terminan de solucionarse de forma correcta. Por ejemplo, si has tenido caries, periodontitis o incluso algún traumatismo o golpe accidental.

Frente a la herencia genética no puedes hacer nada, ya que viene de familia. Sin embargo, los hábitos a los que te fuiste acostumbrando sí se pudieron evitar. Hablamos de usar mucho tiempo el chupete, morder el biberón con frecuencia, chuparse los dedos cuando están los dientes definitivos, presionarlos contra la lengua o morderse los labios. Todo esto afecta a la salud bucal, por lo que si tienes niños, edúcalos bien sobre higiene y prevención.

Tratamientos con ortodoncias o carillas dentales

Entre las soluciones más habituales para arreglar tu dentadura completa está la ortodoncia fija, que emplea unos aparatos llamados brackets (metálicos o de porcelana) que reubican tu estructura dental. Pueden llevarse tanto en la etapa infantil como en la adulta. No obstante, si solamente debes corregir una o dos piezas en tu boca, el tratamiento con carillas dentales es más recomendable. Ofrece buenos resultados al tiempo que es menos invasivo.

Ortodoncia invisible y removible

Por otro lado está la opción de la ortodoncia invisible, que no influye en la estética dental. Puede colocarse en la parte posterior de tus dientes (esta, conocida como ortodoncia lingual), de manera que no se observa desde fuera, o bien directamente puede consistir en unos alineadores transparentes de material termoplástico, que son removibles. Es decir, te los debes quitar para comer y beber y además sustituirlos cada quince días. Estas dos alternativas son más costosas, eso sí.

En cualquier caso, tener los dientes torcidos es algo que tiene solución. Recuerda ponerte siempre en manos de especialistas y con el tratamiento adecuado podrás lucir pronto una sonrisa excelente. 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies