Desmontando mitos sobre la endodoncia - Instituto Integral Odondológico

“¿Es mejor alternativa someterse a una extracción que a una endodoncia?” No. “¿La endodoncia es una técnica dolorosa?” Tampoco. “El tratamiento de endodoncia puede ocasionar enfermedades muy graves” Rotundamente NO. La endodoncia es la mejor forma de mantener los dientes naturales, tiene una tasa de éxito superior al 95% y no supone ningún riesgo para la salud. Guíate solo por la opinión de expertos, confía en tu especialista endodoncista.

La endodoncia es un tratamiento que trata el interior de una pieza dental con el objetivo de mantener la dentición natural, el hueso y la encía que le rodea y, lo más importante, su funcionalidad. Cuando la pulpa está afectada de forma irreversible por caries profundas, traumatismos o lesiones endoperiodontales, se elimina y se tapona su conducto, lo que popularmente se conoce como “matar el nervio”.

Millones de dientes son tratados y salvados todos los años gracias a un tratamiento con endodoncia. Pero la odontología, como otras especialidades sanitarias, tampoco es ajena a la proliferación de ciertas pseudoterapias que, como en este caso concreto, abogan por la extracción dental y contra la endodoncia sin ninguna evidencia científica.

MITO 1: La endodoncia es un tratamiento muy doloroso que no garantiza resultados.

El primer mito en torno a la endodoncia es generar miedo en los pacientes y la mejor forma de hacerlo, en cuanto a un tema de salud se refiere, es apelando al dolor. El dolor, muy intenso en algunos casos, es siempre previo a la endodoncia, un síntoma de que la pulpa está dañada, pero el tratamiento en sí es prácticamente indoloro y nada invasivo, gracias a los materiales y tecnologías usados actualmente en clínica.

Igualmente, y gracias a que la Endodoncia es una de las disciplinas que más ha evolucionado con el flujo digital en clínica dental, los tratamientos más complejos cada vez son más sencillos, obteniendo altísimas tasas de éxito, del orden del 98% que permiten que el paciente conserve su diente natural por más tiempo.

MITO 2: Entre endodoncia y extracción, la mejor opción es la extracción y el implante

La mejor opción siempre es conservar las piezas naturales, si es posible. Ni el mejor implante del mundo va a poder reemplazar idénticamente las funciones de tus dientes, por lo que la prioridad de todos los especialistas va a ser mantener la dentición natural.

Eso no se traduce en que siempre sea posible una endodoncia. En caso de fracturas verticales, desproporción entre corona y raíz o soporte periodontal insuficiente, la extracción será la mejor alternativa.

MITO 3: Las endodoncias pueden causar graves problemas de salud

Para encontrar el origen de este mito de que las endodoncias son causa del desarrollo de graves enfermedades, hay que remontarse un siglo atrás, exactamente hasta 1920, cuando el famoso odontólogo Weston Valleu Price defendió la extracción dental como medida preventiva única del desarrollo enfermedades futuras. Los aportes del doctor Price son muy conocidos, dado que fue de lo pioneros en establecer una relación directa entre caries y tipo de alimentación, así como de las infecciones dentales con enfermedades crónicas, pero en su teoría decidió apostar porque mediante la endodoncia, las bacterias causantes de infección lo que hacían era proliferar libres por el organismo siendo el origen de patologías más graves.

En un siglo, no se ha logrado ninguna evidencia científica que confirme la teoría de Price, más bien lo contrario: la endodoncia tiene como fin eliminar una pulpa infectada y prevenir una reinfección con muchísimo menos riesgo de infección secundaria que una extracción, más traumática y con mayor probabilidad de que la infección dental llegue a sangre por contacto con el torrente sanguíneo. Son decenas las investigaciones que desacreditan la postura pro-extracción de Price. Pero algunos teóricos en la década de los cincuenta del siglo pasado y, más recientemente, el doctor Hal A. Huggins han resucitado esta idea, fundamento de la denominada “Odontología Holística”, que todas las Asociaciones nacionales de Endodoncia, incluida la española,  no paran de desmentir.

Con la endodoncia eliminamos la pulpa enferma y conseguimos la desinfección total de los conductos del diente. A partir de ese momento nuestra pieza dental se comportará igual que los demás tanto en su función como duración, requiriendo los mismos cuidados de higiene, prevención y revisiones periódicas. Los dentistas también nos sometemos a endodoncias, así que no hay ningún oculto interés por privilegiar la extracción. Guíate solo por la opinión de especialista, confía en tu dentista.

En Instituto Integral Odontológico contamos con nuestro especialista en endodoncia que gracias a su formación y años de experiencia podemos ofrecer a nuestros pacientes unos tratamientos con materiales y aparatología de última generación.

Aparatología rotatoria

Hace que las endodoncias sean más exactas con un mejor sellado de los conductores radiculares.

  • Mejor desinfección y limpieza de los conductos.
  • Reducir el número de visitas al dentista y tiempo sentado en el sillón odontológico pudiendo finalizarlas en una única cita obteniendo un gran éxito de los tratamientos.

Gutapercha caliente o gutapercha termoplástica.

Se ofrece un sellado tridimensional de los conductos radiculares.

Gafas de magnificación ocular.

De este modo nuestro especialista puede trabajar con un aumento del campo de visión mucho más amplio y detallado llegando ahí donde el ojo humano no es capaz por sí mismo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies