Cómo cepillar los dientes a los niños - Instituto Integral Odondológico

A menudo encontramos un gran desconocimiento sobre cómo debe llevarse a cabo la higiene bucal de nuestros hijos. A la hora de saber cómo cepillar los dientes a los niños trataremos de guiar y orientar a los padres sobre cómo deben cuidar la boca de los más pequeños.

La higiene bucal infantil es muy importante, ya que desde niños debemos adquirir unos hábitos y costumbres para que cuando crezcamos ya las hayamos asimilado y así poder prevenir muchas patologías bucodentales.

En cuanto al cuidado de la boca de los niños no solo tendremos que tener en cuenta su higiene. Visitar a un dentista para niños ayudará a que la boca de las criaturas esté siempre prevenida y sana, ya que el campo de la odontopediatría abarca el cuidado de todo tipo de patologías y problemas que puedan tener las bocas de los niños. A los 6 meses de edad ya sería recomendable que se hiciese la primera visita al odontopediatra.

¿Cómo debe ser la higiene bucal?

Hasta el momento en el que salgan los primeros dientes (normalmente alrededor del año), se puede limpiar la boca y las encías con una gasa humedecida con agua una vez al día. Tras aparecer los dientes de leche, se recomienda el uso de un cepillo de dientes infantil, el cual está adecuado a las características de la boca de un bebé. Se puede usar pasta de dientes desde que sale el primer diente, en cantidades muy pequeñas.

¿Con qué frecuencia deben limpiarse los dientes?

Lo mínimo recomendable se trataría de dos veces al día, una después de desayunar y otra antes de dormir. Pero lo óptimo sería que se cepillasen los dientes después de las tres comidas principales del día.

¿Qué elementos son necesarios?

Cada niño debe tener su propio cepillo de dientes infantil. Se trata de cepillos con un cabezal pequeño y filamentos suaves, con la punta redondeada. Este debe ser renovado cada tres meses.

También deben contar con un dentífrico infantil, con ingredientes más suaves que los de adultos y con menos flúor, con el fin de evitar manchas en los dientes de los niños.

¿Cómo debe ser la técnica?

La técnica de cepillado más recomendable para los niños, cuando estos son pequeños, consiste en hacer movimientos circulares sobre las caras externas e internas de los dientes. Estos movimientos deben ser cortos y de adelante hacia atrás y viceversa. Al crecer, ya pueden realizar técnicas algo más complejas de cepillado.

El cepillado deberá ser realizado por los padres hasta que los niños sean capaces de cepillarse ellos solos. Después, aunque puedan cepillarse ellos solos, será necesaria la supervisión de un adulto durante un tiempo para vigilar que no se tragan la pasta de dientes y para asegurarnos de que la limpieza es completa, y si no es así, ayudarles con un repaso final.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies